Día 8

Día 8: La experiencia de pisar Tokyo por primera vez

Antes de dejar Hakone disfrutamos de un desayuno típico en el hotel vestidos con nuestro yukata que ya era una parte más de nosotros. Fruta, marisco, sushi, verduras, té… yo que soy un poco de bollería mañanera me comí la fruta que por cierto no es nada fácil de encontrar en Japón y me supo a gloria.

img_2147Desayuno en el Hotel Mount View Hakone

Para llegar a Tokyo cogimos el “Romancecar”, queríamos quemar todas las oportunidades de poder ver el monte Fuji y habíamos leído que durante el recorrido de este tren se podía ver, siempre y cuando no siguiera la niebla blanca maligna del día anterior, claro. ¡Tuvimos suerte! Con lo calladitos que son los japoneses, y nosotros todos alterados pegados al cristal haciendo fotos 😛

img_0532Monte Fuji visto desde el Romancecar

Llegamos a Tokyo y después de dejar las cosas en nuestro alojamiento Super Hotel Lohas Akasaka (muy recomendable, la zona está llena de restaurantes y tiene mucho ambiente, el hotel es pequeñito pero con todo lo necesario para una estancia perfecta) comimos algo en la zona y pusimos rumbo al centro comercial-parque de atracciones Tokyo Dome City.

img_0105Tokyo Dome City

Yo soy una cagada para todo lo que tenga que ver con las alturas, por lo que desistí de intentar subirme a la montaña rusa y mientras todos se volvían locos (montaron 5 veces seguidas) me quedé por ahí comprando cosas de papelería (tengo pegatinas como para hacerle la competencia a Aliexpress), comiendo helado y tomando algo en… ¡El café de los Moomins!

Madre mía, igual que con el restaurante del Principitado nunca creí que a los japoneses les iban a gustar tanto los Moomins, a veces en España no encuentro gente que los conozca y aquí está plagado de cosas suyas, Japón te devuelve una y otra vez a tu infancia.

DCIM100GOPROGOPR6842.

img_0102img_0084img_0083

Paseamos un rato por Akihabara que estaba relativamente cerca antes de irnos, queríamos empezar nuestro primer día completo en Tokyo descansados y qué mejor que tomar un baño relajante en el Onsen del hotel antes de irnos a la cama… cómo los echo de menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s