Día 2

Día 2: Entre geishas y templos

En realidad este era nuestro primer día y queríamos aprovecharlo al máximo por lo que decidimos levantarnos muy temprano para buscar un sitio dónde desayunar y empezar nuestro recorrido por la tradición japonesa.

Después de comernos una selección de bollitos variados con sabores extraños como el Meron Pan, nos dirigimos hacia el templo Kiyomizu-dera.

img_1430-1Templo Kiyomizu-dera
Entrada 300¥
Horario de Apertura: Todos los días de 6:00 a 18:00H

img_1449

img_1425

 De este templo cabe destacar la parte del mirador que te deja sin aliento. Cuando llegamos no había mucha gente pero a lo largo de la mañana se fue llenando sobre todo de japoneses y chinos que estaban de vacaciones. Una de las cosas más divertidas fueron los momentos en los que nos pidieron salir en sus fotos como si fuéramos estrellas de cine ¡Qué vergüenza!

Al terminar la visita disfrutamos bajando por la zona de Higashiyama y cotilleando los pequeños negocios locales hasta llegar al santuario Yasaka cuya entrada es gratuita. Las Maikos y Geishas de Kioto llaman cariñosamente a este satuario “Gion-san” y sienten un atracción específica hacia él porque en él se consagró el dios de las artes tradicionales.

img_1534img_1547

Tanto paseo hizo que nos entrara el hambre y nos fuimos directos a comer al Nishiki Market, dónde se pueden encontrar los productos más típicos, de aquí que se lo conozca como “La cocina de Kyoto”.

img_1567

Yo soy un poco rarita para la comida, me encanta el dulce, las chuches, los pasteles, la pasta, las verduras… pero llevo muy mal comer pescado crudo y algunas carnes por lo que estaba un poco preocupada por qué iba a comer en Japón, bien, he de decir que la comida es un plus, se come muy bien, hay muchísima variedad y el precio es irrisorio comparado con lo que cuesta comer en un restaurante en Europa. 

img_1566

La primavera es una estación muy especial en Japón en la que además de poder llenar instagram con fotos de cerezos en flor tenemos la oportunidad de ver los bailes de las maikos y geishas en el Teatro Kaburenjo. Esta parte nos hacía especial ilusión y la verdad es que… ¡Nos aburrimos como ostras! Puede ser que el Jet Lag nos afectara o que nuestro sentido del entretenimiento no entendiera lo que estábamos viendo pero los cánticos de las geishas y los sonidos estridentes nos despertaron alguna que otra risa nerviosa. Antes de comprar la entrada os recomendaría hacer una búsqueda en youtube por si las moscas…

img_1533

El resto de la tarde estuvimos perdidos por Pontocho uno de los cinco distritos de las geishas, es recomendable ir al caer la noche para perderse por esta callejuela de a penas 600 metros repleta de casas de té, restaurantes y bares. Nuestro segundo/primer día nos dejó con ganas de mucho más y nos hizo comprender lo especial que iba a ser este viaje 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s